PORTAL DE VALLDIGNA

¡VALL DIGNA!

De este modo respondió el futuro abad del Monasterio de la Valldigna cuando Jaime II de Aragón, impresionado por la fertilidad y belleza del lugar, propuso el nombre que todos recordamos.

Así recoge la escena el mítico retablo cuya copia está situada justo en la calle Portal de Valldigna, en el antiguo trazado de la muralla musulmana que daba acceso a la morería, a escasos metros de nuestro edificio.

Siendo uno de los rincones más asombrosos de Valencia, es mediante el óleo de Sorolla «Fray Gilabert Jofré amparando a un loco» (1883) que narra la acción del Padre Jofré, cuando vemos nacer en Valencia el primer hospital mental del mundo, llamado “Dels Ignocens o Dels Folls” en honor a los enfermos mentales que junto con niños huérfanos ambulaban desamparados por las calles, precisaban y precisan de la caridad de los valencianos.

Esta es la historia. Ahora procede redactar el futuro.

Valores introducidos en un mismo edificio, que narra el pasar de la historia, con trazados de arquerías góticas, combinados con elementos estilo imperio y un sinfín de pequeños detalles que hacen a la arquitectura grande. Así es a materia prima sobre la que trabajamos.

Afianzar el edificio e introducir nuevos valores como una adecuada iluminación de los espacios resultantes, aumentando la superficie transmisora de luz redundando en una mayor calidad ambiental, era el objetivo inicial. Tras ello, la utilización de la madera como material de referencia, permite obtener cuatro viviendas adaptadas a la espacialidad y lenguaje arquitectónicos propios de esta época.

puerta-quart-1