MOMENTUM

La física aristotélica consideraba el movimiento como un proceso de cambio, en oposición al reposo que debía ser reconocido como el estado natural. Frente a esta idea, Galileo separó el movimiento de la naturaleza de los cuerpos. El reposo no es distinto del movimiento, sólo los cambios de movimiento requieren una causa. Además, un cuerpo puede participar en más de un movimiento a la vez, ya que ninguno de ellos impide los otros, pudiendo combinarse entre sí.

La danza no es más que el movimiento estático y en desplazamiento que sucede en el espacio y el tiempo, realizado con una parte o todo el cuerpo del ejecutante, con cierto ritmo como expresión de sentimientos individuales.

Dicho de otro modo, es la masa del individuo en libre movimiento por el espacio durante un periodo de tiempo. En términos matemáticos obtenemos que la relación entre los tres factores da origen a la expresión:

P=m·v·t

Siendo P el ímpetu o momentum de cada espacio que conforman este proyecto.