EN_CLAVE DE SOL

En clave de Sol componía el Maestro Sosa su conocido pasodoble “Lo Cant del Valencià”. Compás de compasillo: cuatro tiempos, cinco líneas en el pentagrama, siendo el Sol la quinta nota del abecedario musical.

Cinco plantas tiene este magnífico edificio de Valencia, destinando la baja para servicios comunes con un gran forjado de vidrio que proyecta Sol al interior, siendo el resto apartamentos turísticos en plantas altas.

Combinación en el uso de la geometria lineal con la circular para encontrar equilibrio dinámico en la composición. Recuperación de elementos protegidos y su necesario diálogo con lo nuevo.

Aquí surge la idea del contenedor que contiene arquitectura, esta vez con otro lenguaje. Las viguetas del edificio marcan el pentagrama donde la geometría de las nuevas divisiones marca la melodía, en clave de Sol. La declinación de la altura en favor de la diferenciación volumétrica de lo nuevo, permiten la separación entre lo escrito y la percepción musical.

Este mensaje se traduce en el tratamiento del muro trasero donde aparece el logo del edificio, que alberga cuántos elementos hemos descrito.